Bazán, Marcos Esteban s/ homicidio triplemente agravado por alevosía, criminis causa y por violencia de género y abuso sexual agravado por acceso carnal, este último en carácter de partícipe necesario

RESUMEN DE LOS HECHOS

Condena por homicidio triplemente agravado por alevosía, criminis causa y por violencia de género y abuso sexual agravado por acceso carnal, este último en carácter de partícipe necesario.

Marcos Bazán fue condenado por la muerte de Anahí Benítez a partir de una prueba odorífica realizada por Diego Tula con su can Bruno. Esta prueba odorífica fue realizada sin atender a los protocolos científicos exigidos en este tipo de procedimientos, de forma ciertamente irregular. Según Tula, el perro le indicó la presencia de olor de Anahí en la casa de Marcos Bazán. Sin embargo, esto no fue confirmado por ningún otro rastrillaje ni por otros perros de rastro. 

Tampoco se encontró sangre ni ADN que vinculara ese espacio con el crimen o a Marcos con Anahí, pero a partir de ese momento Marcos Bazán fue detenido.

Marcos está preso desde 2017 y hoy está esperando que los jueces resuelvan su apelación contra la condena.