Bazán, Marcos Esteban s/ homicidio triplemente agravado por alevosía, criminis causa y por violencia de género y abuso sexual agravado por acceso carnal, este último en carácter de partícipe necesario

RESUMEN DE LOS HECHOS

El día 29 de julio de 2017, en horas de la tarde, la víctima de 16 años salió de su domicilio en la zona cercana a la reserva natural Santa Catalina. A partir de ese momento, nada más se supo de ella.  

Tanto la zona de la reserva, como las casas allí ubicadas fueron allanadas sin que se hallara nada relevante.  

Luego de una intensa búsqueda, seis días después, su cuerpo sin vida fue encontrado en una fosa ubicada en esa misma reserva, en un lugar cercano a la casa de Marcos Bazán, quien también residía allí.  

Debido a la presión mediática en torno al caso, y frente a la ausencia de un sospechoso, la Fiscal le solicitó a Diego Martín Tula, un adiestrador de perros, que intervenga. Ante ello, Tula fue a la casa de la adolescente sin la policía científica, tomó una prenda de ropa de la víctima, la llevó a su casa y, al día siguiente, realizó una identificación de olores (prueba de rastro odorífico), sin seguir protocolo alguno. Según Tula, su perro Bruno, al oler la prenda, le marcó la presencia de olor de la víctima en la casa de Marcos Bazán. Sin embargo, esto no fue corroborado por ningún otro perro ni por la evidencia científica encontrada en la casa de Marcos, donde no se halló sangre, cabellos, ni nada relacionado con el crimen. 

Por otro lado, dos semanas después de la muerte de la adolescente, su celular se activó en la casa de una persona llamada Marcelo Villalba, quien fue detenido. Al cotejarse su ADN con un hisopado anal realizado sobre el cuerpo de la víctima, el resultado fue positivo. Asimismo, al ser interrogado, Villalba afirmó que no conocía a Marcos. 

A pesar de las irregularidades en torno a la prueba odorífica y la falta de otras evidencias que relacionen a Marcos con el asesinato, él fue condenado a prisión perpetua por el crimen de la adolescente.

Corte

Cámara de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires.

Temas

Principio de inocencia. 

Estándar jurisprudencial de valoración probatoria.

Ciencia basura. 

Preservación y recolección de la prueba.

Acreditación y certificación del perito experto.

Producción y valoración adecuada de las peritaciones científicas.

Visión de túnel en casos penales.

Número de caso

104124

Argumentos de IP

El Tribunal debe evaluar seriamente la hipótesis de inocencia (en conformidad con la doctrina del caso Carrera).

La odorología canina y el rastro específico presentan serias limitaciones. La calidad epistémica de este medio de prueba es altamente cuestionada. 

En el caso se dieron serias irregularidades en torno a la prueba odorífica: las muestras no fueron resguardadas adecuadamente, no se respetó la cadena de custodia y tampoco se observaron prácticas adecuadas para evitar que se indujera al can.

Se realizó un análisis sesgado del acervo probatorio. Las pruebas en favor de la defensa fueron descartadas sistemáticamente de manera arbitraria.

Decisión

El Tribunal de Casación Penal ordenó que se realice un nuevo juicio.

Descargar documento